Desde nuestra experiencia como administradores de fincas en Valencia podemos afirmar que cada vez más personas confían en nuestros servicios porque nos avala una dilatada trayectoria en la gestión de comunidades. Esta vez nos gustaría aprovechar la publicación presente para hablarte sobre las derramas y en qué supuestos es posible que uno de los propietarios de la finca pueda negarse a abonarla.

Una derrama se trata de un gasto extraordinario y no previsto por el que deben responder los propietarios de las distintas viviendas de un edificio y que se considera básico para garantizar el mantenimiento y la conservación del inmueble. De todas formas es bastante habitual que alguno de los vecinos no esté conforme con la derrama en sí o con el coste de la misma.

 

En el caso de que estés en contra tendrás que acudir a la Junta Extraordinaria de Propietarios que se convocará para dar tu voto negativo.

Como administradores de fincas en Valencia  queremos recordarte que hoy en día cualquier obra que tenga como fin la eliminación de barreras arquitectónicas para hacer las instalaciones accesibles para personas con movilidad reducida o mayores de 70 años, no es necesaria la aprobación en la Junta y es de obligado pago si no excede 12 meses de cuotas ordinarias. Además una persona tiene la opción de negarse a abonar una derrama si las obras tienen como objetivo la decoración ornamental y solamente supera en tres veces la cuota mensual ordinaria.

En Administraciones Vimar somos especialistas en los servicios de gestión y administración de comunidades y fincas. Nos avala una dilatada trayectoria en el sector y te garantizamos un asesoramiento totalmente personalizado y a medida.